Cuando un remake mejora a su original pero….

Muchos pensarán que “Sin Rodeos” se trata de una película de Santiago Segura, pero se trata de un remake en toda regla de la película chilena “Sin Filtro” y el resultado es igual de negativo pero con alguna mejora.

Paz tiene una vida aparentemente perfecta. Tiene trabajo, pareja, amigas… pero algo falla. Se siente angustiada y agobiada, hay algo que no funciona. En su desesperación acudirá a la consulta de un “sanador” indio Amil Narayan, que le ofrece la solución a sus problemas: una poción a base de plantas milenarias para liberar su tensión. La poción parece más potente de lo esperado. Paz se encuentra con un resultado sorprendente, convirtiéndose, tras ingerir accidentalmente todo el frasco, en una mujer “sin filtro”

Sin Rodeos

En esta ocasión nos pasa como con la película “Perfectos Desconocidos”, pero con Santiago Segura, se trata del primer remake al que se enfrenta el director, pero esta vez le toca enfrentarse a un reto muy difícil de conseguir que es el de mejorar un guión que hace aguas por todos los lados, algo que consigue subsanar adaptando ciertas situaciones a nuestra cultura, pero sobretodo mejorando muy poco algunos fallos, pero se queda corto.

El trabajo de Santiago Segura como director y guionista en “Sin Rodeos” se nota pero no termina de encajar con este guión original tan patético, pero gracias a su toque personal consigue un plus en esta cinta, algo que es de agradecer pero que se queda corto, ya que podría haber reescrito por completo todo ese guión y haberle dado un vuelco importante ya que tiene la capacidad para hacerlo, pero el productor Nicolás López (guionista y director de la cinta original) habrá puesto muchas trabas en la adaptación.

El elenco de la película está encabezado por Maribel Verdú quien demuestra sus tablas y que de todos sus compañeros en la cinta es la que mayor nivel interpretativo tiene y sabe resolver cada una de sus escenas. Por otro lado tenemos a Santiago Segura, Diego Martín, Cristina Castaño, Toni Acosta y Candela Peña que dentro de sus pequeños roles están como corresponde y se espera de ellos. Por otro lado tenemos a Florentino Fernández y Enrique San Francisco quienes le ponen ese toque característico de Santiago Segura.

Por otro lado tenemos a David Guapo, El Gran Wyoming y Cristina Pedroche que están en la cinta posiblemente por cartel, porque si pones a cualquier desconocido cogido de la calle su interpretación es mucho mejor que la de estos tres, lo mejor hubiera sido quitarlos de raíz y poner a cualquiera que la lista del paro es muy grande y claramente estos no sirven más que para reivindicar sus cosas en redes sociales y poco más.

El resultado final de “Sin Rodeos” es que los primeros 50 minutos de metraje sobran o podrían ser mejorables, pero la última media hora se vuelve más divertida pero sin llegar a ser extremadamente divertida, es un producto que podría ser mucho mejor si le hubieran dado vía libre a Santiago Segura, pero bueno, para pasar un rato tampoco nos sirve, pero sí para una tarde dominguera en la que nos toca ver cine religioso, fútbol o esto.

Reseña
Dirección
3
Guión
3
Inerpretación
5
Distinguiendo lo real de la ficción desde que tengo uso de razón por lo que siempre que hablo de alguna obra de ficción jamás lo extrapolaré a la vida real, salvo detalles que puedan ser extrapolados por la índole que sea, pero jamás a favor de la violencia.