Facebook, que ya cuenta con más de 2000 millones de usuarios en todo el mundo, ha presentado un sistema de reconocimiento facial conectado a las cámaras de las tiendas comerciales que transmite información del perfil de sus clientes.

Esta herramienta sirve, entre otras cosas, para informar al personal de la actividad del usuario en su cuenta y de su estado de ánimo.

Facebook tiene como objetivo proporcionar «un mejor servicio al cliente de una ubicación comercial tradicional».

Algunos expertos en el tema del reconocimiento facial, como Maja Pantic, han observado que este hecho supone una intrusión de privacidad y las consecuencias de la manipulación, venta y recopilación de datos sobre la población.

Por el momento, Facebook no ha hecho público esta solicitud de patentes pero si ha reconocido que lleva unos meses probando un nuevo sistema de reconocimiento facial para identificar algunos perfiles sospechosos.