Del 5 al 10 de diciembre se celebraron las grandes finales de CS:GO Pro League en Odense, Dinamarca, sirviendo para finalizar un año que ha sido de lo mejor en cuanto a eSports. Los doce mejores equipos de Europa y América se vieron las caras combatiendo durante esos días para llevarse un millón de dólares americanos de premio. Esta competición de cinco días terminó el domingo con una gran final donde el equipo brasileño SK Gaming y los Europeos FaZe Clan, ofrecieron un partido memorable. El partido estuvo muy reñido pero al final SK Gaming se llevo su segunda victoria y el trofeo de campeón a casa  y se aseguro un puesto de cara a las Intel Grand Slam series.

El Sparekassen Fyn Arena de Odense se llenó con más de 5.000 fans cada día que duro el evento y se recodará por ser el evento de CS:GO Pro League que más rápido vende las entradas. Las finales reunieron a más de 388.000 espectadores online. Junto con las finales que se celebraron en junio en Dallas  esto significa un récord de la Pro League.

A través de 27 retransmisiones y 18 lenguajes se ha consumido 4 millones de horas de contenido.

DEJA UNA RESPUESTA