Alita Ángel de Batalla

Adatación del Manga Gunnm

Hace 20 años salía a la luz una noticia sobre la adaptación del manga Gunnm (Battle Angel Alita) de Yukito Kishiro al cine por parte de James Cameron y fueron pasando los años y el proyecto seguía sin fecha, hasta que finalmente se ha realizado gracias a la decisión de poner como director al mexicano Robert Rodriguez.

Ido, un compasivo médico de ciborgs, encuentra a Alita abandonada en el desguace de Iron City y traslada a la ciborg inconsciente a su clínica. Cuando Alita despierta, no sabe quién es, ni reconoce el mundo en el que se encuentra, todo es nuevo para ella. Alita tiene que aprender cómo manejarse en su nueva vida en las traicioneras calles de Iron City. Ido intentará proteger a Alita de su misterioso pasado, mientras que su nuevo amigo Hugo le ayudará a despertar sus recuerdos. Entre los dos surge una creciente atracción hasta que oscuras fuerzas comienzan a perseguir a Alita y amenazan a sus nuevos amigos. En ese momento, Alita descubre que posee habilidades de combate extraordinarias, que podría usar para salvar a su nueva familia y amigos. Decidida a descubrir la verdad tras sus orígenes, Alita comienza un viaje que le enfrentará a las injusticias de un mundo oscuro y corrupto, descubriendo que solo ella puede cambiar el mundo en el que vive.

Alita: Ángel de Combate

Pues si tras 20 años de proyecto, se puede decir y comprobar que le tenía muchas pero que muchas ganas a la película de Alita y siendo sinceros, esperaba que fuese una auténtica basura o incluso que me decepcionaría completamente tras verla. De hecho tan sólo había visto el cartel y algún trailer en alguna película, pero sin prestarle mucha atención ya que desde hace tiempo decidí evitar cualquier información sobre películas para no hacerme ideas previas o que pueda predecirla casi en su totalidad (quien me conoce sabe por lo que lo digo), así que mi ilusión o hype estaba por las nubes, pero la expectativa real era que tras 20 años de espera no merecería la pena, que sencillamente era un mero juego de marketing con nuestros sentimientos y poco más del inicio de esta esperada y supuesta trilogía.

Pero nada más empezar la película con la transformación del logo de la 20th Century Fox al de 26th Century Fox y toda esa estética ciberpunk con una fotografía realmente espectacular que viene del gran Bill Pope, vuelve a sorprender en su labor lo que hace que todo esta historia sea todavía más épica dentro de la decadencia en la que transcurre. Por otro lado una producción de esta clase es normal tener unos efectos especiales a la altura y sabiendo que detrás tenemos al equipo de James Cameron pues claramente se nota y queramos o no es uno de sus puntos fuertes junto todo el aspecto visual. Es por eso por lo que impacta visualmente y le da ese plus a la película para meternos de pleno en el universo de “Alita: Ángel de Combate”.

El trabajo tras las cámaras de Robert Rodriguez es sublime, no se le puede poner ningún pero a su labor, eso sí, claramente se nota que no ha tenido manga ancha para las escenas violentas y se le ha censurado en ese aspecto, pero justo por eso la película tiene un toque mucho más fantástico que deja al espectador satisfecho en su sed violenta. Se podría decir que ha encontrado un término medio entre sus propias creaciones llenas de violencia y ese cine aventurero familiar. Un trabajo que pone una muesca más en su revólver y que le puede abrir nuevos caminos en los que puede seguir demostrando su valía.

El guión corre a cargo del mismo James Cameron, Laeta Kalogridis y Robert Rodiguez, quienes han conseguido adaptar varios volúmenes del manga Gunnm de Yukito Kishiro y pese a haber cambiado ciertas cosas de la historia, han logrado crear una historia relativa pero cercana a la original que sorprende por su calidad y sobretodo por mantener a esos carismáticos personajes que tan bien nos construyen durante la película.

En cuanto al elenco voy a destacar por encima de todos a Christoph Waltz porque recuerda con su actuación a sus interpretaciones maravillosas de “Malditos Bastardos” o “The Zero Theorem” y por lo tanto poco más que decir de él. Pero desmerecer a Rosa Salazar o Keean Johnson sería algo erróneo, porque primero ella está realmente maravillosa escena tras escena, transmite en todo momento lo que siente su personaje, mientras que él logra que el espectador tenga ese vínculo representativo en la película y la química entre ellos es muy alta. Por otro lado Mahershala Ali y Jennifer Connelly están al nivel que se espera de ellos y no decepcionan. Y también es sorprendente la aparición de Edward Norton quien transmite todo lo que tiene que transmitir sin mediar palabra alguna.

Como se puede observar es una ampliación de la #CriticasEn30Seg publicada en el Instagram de Críticas en 30 Seg y que os pongo a continuación: