Asher

Asesino a sueldo en Brooklyn.

Asher es un antiguo miembro del Mossad que se ha convertido en asesino a sueldo, viviendo de manera austera en un Brookyn en perpetua transformación. Llegando al final de su carrera y quizá de su vida, Asher rompe una promesa que hizo de joven cuando conoce a Sophie en un trabajito que se tuerce. Para convertirse en el hombre que desea ser, no le quedará más remedio que matar al hombre que fue.

Película poco entretenida, lenta, y tediosa; con poca acción o nula,  aunque se esperaba lo contrario, por el tráiler y la sinopsis de la misma.

Una banda sonora, que en un principio cuando se oye podría ser buena para las imágenes que salen; pero a mí particularmente no me pareció lo bastante adecuada.

Dirección por parte de Michael Caton-Jones adecuada pero sin nada especial que llame la atención, resulta una dirección muy lineal, no ha conseguido darle ese empuje adecuado para que la película enganche lo suficiente para poder mantener al espectador pendiente de la gran pantalla.

Actuación de Ron Perlman buena, adecuada para la película aunque sin llegar a destacar nada en especial; Famke Janssen especial atención por su  actuación que interpreta a Sophie que es la mujer que conoce Ron Perlman (Asher).

Durando una hora y cuarenta y cinco minutos aproximadamente, llega a ser algo pesada; si fuese un poquito más corta tendría una duración perfecta.

Asher

“Asher cada vez que se prepara para realizar un trabajo, da betún a sus zapatos con un cepillo de dientes.

Asher: Soy contratista…“

[plegar]