Tras mucho tiempo de ausencia en esta tendencia vuelvo a retomarla de manera escabrosa y pasándome al lado oscuro. El lado oscuro de la bibliofilia se denomina NECROBIBLIOFILIA y no es otra que la de aquellos amantes de los seres muertos, es decir, zombies, cadáveres….

Es por ese motivo por lo que esta tendencia es muy visible y aceptada entre el lector joven y poco a poco van cogiendo más amantes de mayor edad.

Hay que destacar que una amplia de mujeres adultas tienen franca debilidad por los vampiros y por lo tanto también entran en este grupo.

Yo me considero amante de esta tendencia, ya que realmente este género es el que más me pone y por lo tanto admito que YO SOY UN NECROBIBLIOFILICO

(Publicado el 17 de Octubre de 2012)