Seguro que la SGAE ahora mismo está poniendo fecha a la próxima reunión para tratar de que no se “manchen” los derechos de autor por la práctica de la Biblioflia.

Tras darle la neurona a todo lo sucedido con la SGAE se ha percatado que si la gente Bibliofílica tiene a los libros entre sus manos, lo más seguro es que se mancille su contenido y por lo tanto la SGAE deberá de cobrar un canon por si acaso ese conocimiento registrado en su casa, puede ser o no “manchado” por los lectores, pero aun así será el lector quien tenga que demostrar que no es biblioflico para que le reembolsen ese importe.

Pero claro ¿como demostrar que un lector tiene relaciones biblioflicas con sus libros o no las tiene? Pues ese es el cometido real de la reunión por parte de la SGAE, ya que el implantar el importe del canon a los libros lo tienen más que asumido y sobretodo saben las cantidades que se deben emplear, pero lo que no tienen tan claro es como los lectores podrán demostrar que merecen la devolución del canon.

Seguro que todos los miembros de la SGAE se encuentran completamente atónitos ante esta nueva situación que les da un gran horizonte de ganancias, “el canon de la biblia” 😛

Esperemos a ver que sale de esta reunión, pero sinceramente, menos mal que la SGAE es una sociedad privada y no es pública, porque si no este mes la nómina de los españoles iba a descender un 80% con tanta reunión, viajes, comidas…

(Publicada el 9 de Marzo de 2011)