Libro 2

Me desperté justo cuando los últimos rayos de sol desaparecían por el horizonte, como todas las noches. Hice una pequeña pausa para recordar dónde estaba. Me encontraba en el laboratorio del torturador que matamos ayer. En una ciudad lúgubre y abandonada. Con...
Después del pequeño malentendido en la entrada, nos pusimos a hablar de lo que nos había ocurrido a los cuatro. Ellos también se habían despertado en un sitio extraño. Era una especie de ciudad, pero mucho más sombría y apagada....
- ¿De qué te ríes, Markus? - De que nuestro Señor tiene un sentido del humor muy especial - dije mientras sacaba la efigie de Santa Irene para besarla. Al verla, la cara de Noa se inundó de pánico. - ¡Aparta eso...
- ¿Quiénes sois? ¿De dónde habéis salido? - su voz denotaba auténtico pánico. - Disculpe, mein Herr - le respondí en castellano - Nosotros estábamos huyendo de una bestia, hemos visto la luz y hemos decidido entrar por esa puerta...
Vimos una figura enorme, de aproximadamente unos tres metros de altura. Era ancha y musculada. Llevaba una especie de delantal de carnicero y unos pantalones de cuero. La cabeza estaba cubierta por un extraño yelmo con forma piramidal hecho...
Me desperté justo al caer la noche, como siempre hacía. Noa continuaba dormida, lo que me permitió echar un vistazo con más profundidad por el carromato. Era una estancia pobre. No había ningún lujo por toda la estancia, aun así, tenía...
Llegamos a su carromato. Era como cabía esperar de un miembro de los bajos clanes. Una especie de antro móvil con ruedas, aunque por dentro era completamente distinto. El interior era bastante acogedor. Tenía ese toque femenino que te hacía...
Noa empezó a desnudarse. Yo, como buen caballero, me di la vuelta para no avergonzarla, y entonces la escuché gritar y toda la habitación empezó a cambiar. Parecía como si hubieran transcurrido trescientos años en apenas un segundo. La habitación se encontraba...
Extendí mis sentidos y me concentré en ella para examinarle el aura y confirmar que era una hija de la noche como yo, y de paso para averiguar cuál era su estado emocional, cuando me quedé embobado mirándola. Era una...
Me sacó de mi ensimismamiento una súbita explosión de luz y color. Había sonidos estridentes por todas partes. Familias enteras pululaban de un lugar a otro. Esto no se parecía en nada a las ferias que yo conocía, llenas...

Nuestros colaboradores

2 Publicaciones0 COMENTARIOS
55 Publicaciones1 COMENTARIOS
0 Publicaciones0 COMENTARIOS
28 Publicaciones0 COMENTARIOS
31 Publicaciones0 COMENTARIOS
3 Publicaciones0 COMENTARIOS
1 Publicaciones0 COMENTARIOS
20 Publicaciones0 COMENTARIOS